LA MALDICIÓN DEL CASTILLO. Teresa Medeiros  

Escocia, 1761. En la pequeña aldea de Ballybliss los lugareños están atemorizados. El señor y su heredero, los caballeros del castillo de Weycraig, han fallecido y en su lugar, el castillo ha sido tomado por un dragón temible que no cesa de hacerles peticiones. Sólo les queda una solución: entregarle a una joven virgen para saciar su sed de sangre joven. Sin embargo, la única mujer que queda virgen en la aldea es la rebelde Gwendolyn Wilder que ya ha cumplido los veinticinco. ¿Podrá Gwendolyn calmar la ira del dragón? ¿O caerá en las garras del héroe que se esconde detrás del disfraz del sanguinario monstruo?

“Una fascinante mezcla de magia y mitología que conquistará tu corazón”
Tami Hoag

“Una pura delicia. La maldición del castillo te traslada a un mundo donde gobierna el romance y done los cuentos de hadas se convierten en realidad”
Iris Johansen

La autora
Desde su primera novela, escrita a la edad de veintiún años, Teresa Medeiros se ha ganado el corazón de los lectores. Hoy es una autora reconocida en el género del romance histórico, y ha vendido millones de ejemplares. Sus novelas están tejidas de fantasía, ternura y humor. Teresa Medeiros vive en Kentucky, con su marido y sus cuatro gatos.

Esta entrada fue publicada en miércoles, febrero 18, 2009 en la categoría . Puedes dejar un comentario y seguir las respuestas en el Feed de Comentarios. Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

2 comentarios

Jose dijo...
Lo de las maldiciones es increíble. ¿No os enterásteis de lo que sucede en Salta - Argentina? Un chabal que era Concejal de aquella ciudad había sido esotérico y le armaron una cosa muy fea. Los maldijo con nombre y apellido a los conspiradores. Todos los malditos están cayendo como moscas. Este es un "tutankamón" de Argentina. La noticia la podéis leer en www.saltanoticiassalta.com
o escribid en Google "maldiciones+concejal" y las veréis. Hay que tener mucho cuidado cuando se hace daño injustamente a alguien, uno nunca sabe si el otro es algún esotérico, este había sido de los buenos y se llama Guillermo Capellán. Mejor digo, amigos, os bendigo!!!

14 de agosto de 2009 18:46
Demetrios dijo...
Busqué la página y encontré la noticia del Concejal Esotérico. Es espeluznante la maldición contra el empresario Antonio San Millán quien habría financiado el complot porqu el Concejal Esotérico le quería cobrar los impuestos y a la vez era hermano del Alcalde de Salta. Les dijo: "pagarán con lágrimas de sangre la falsa acusación que me hicieron" y el hijo de 16 años murió inexplicablemente aplastado por mini tractor de cortar cesped. Las maldiciones existen y uno nunca debe dañar a nadie. El Concejal antes que suceda todo anunció por radio y en la prensa escrita lo que iba a pasar... El Concejal se llama Guillermo y hay mucho más en todo eso.
Ahora tenemos: "Las Maldiciones del Concejal Esotérico Guillermo Capellán"

La maldiciones de las que, en Argentina hay testimonios concretos y se cumplieron y se siguen cumpliendo, fueron las que luego de estar casi 100 días injustamente en la cárcel de Villa Las Rosas en Salta (Argentina) profirió el ahora mundialmente conocido CONCEJAL ESOTERICO GUILLERMO CAPELLÁN, a través de un Programa INFORMATIVO (FM PACIFICO- SALTA, ARGENTINA, conducido por el periodista Daniel Salmoral en el año 2003. Tambiçen los hizo en el Programa La Cigarra, conducido por el preconocido periodista Jorge Villazón. El político argentino fue preciso con nombres y apellidos de los que habían conspirado en su contra para acusarlo de una FALSA VIOLACION en perjuicio de un menor de 16 años, RODRIGO EMANUEL CHAVARRÍA. El esotérico político vaticinó "Chavarría vivirá preso" y asi fue. Increíble pero cierto, los que partciparon en forma directa en el complot contra el Concejal Capellán tuvieron muertes trágicas y enfermedades terminales. Lo último que sucedió el año pasado es la muerte en un accidente motociclista del empresario Juan José GAY quien se prestó al complot poniendo a disposición del Locutor MARTIN GRANDE el galpón de su empresa en el Parque Industrial de Salta para que se guardaran los vehículos de propiedad del edil peronista y ocultista Guillermo Capellán. Yo, en persona, escuché al político maldecir con nombres y apellidos a quienes lo destruyeron... en aquel entonces, el el año 2003 y 2004, las declaraciones de Guillermo Capellán me produjeron lástima o risa, hoy ya no... dejo a criterio de todo el mundo este testimonio. ME CONSTA, DOY FE... Busque en Internet: "Guillermo Capellán, o Maldiciones Concejal" y podrán obtener toda la información sobre este extraño y probado fenómeno paranormal.