LA SANGRE DE LA VICTORIA. Alan Furst  

En 1939, cuando Europa se movilizaba para la guerra, el Servicio Secreto británico intentó impedir la exportación del petróleo rumano hacia Alemania. Fracasaron. En el otoño de 1940 volvieron a intentarlo.

Huyendo de la guerra, Serebin, periodista y escritor ruso, romántico y antihéroe, viaja a Estambul. Allí su encuentro con la fascinante esposa de un diplomático francés, le conduce hasta el servicio de inteligencia británico. La misión encomendada, cortar el suministro de petróleo a los nazis, lleva a Serebin y a su amante francesa de los palacios de Bucarest a los prostíbulos de Izmir, de las pistas de patinaje de St. Moritz a las orillas del Danubio. Todo el continente es una inmensa red de espionaje. Detrás de cada mirada, de cada gesto, hay una trampa y Serebin tiene que evitar caer en ella y minar el poder del ejército invasor.

El autor
Alan Furst, comparado a menudo con Graham Green y John Le Carré, es un autor de reconocido prestigio como maestro del género. Con gran capacidad para la creación de atmósferas de época, sus novelas han sido aclamadas por la crítica en Inglaterra y Estados Unidos.

Esta entrada fue publicada en miércoles, febrero 18, 2009 en la categoría . Puedes dejar un comentario y seguir las respuestas en el Feed de Comentarios. Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

1 comentarios

Creo que no es la mejor obra de Furst pero mantiene el tipo