MALDICION OSCURA. CHRISTINE FEEHAN  

Nacida en un mundo de hielo, lo único que Lara Calladine recuerda de su infancia es el miedo. Es que, a pesar de ser humana, Lara es una cazadora de dragones que comparte la sangre de tres especies. Ahora convertida en una célebre espeleóloga, estudia las cuevas más frías en busca de la fuente de sus pesadillas infantiles. Y sólo un hombre puede ayudarla, Nicolás de la Cruz, consumido después de siglos de cazar y matar vampiros.

Nicolás es un hombre peligroso y arrogante, aunque su inquietante sensualidad despierta en Lara sentimientos que ella creía enterrados para siempre. Lara ha aprendido que debe seguir su camino sola, no permitir que nadie conozca sus legendarios poderes y, principalmente, no confiar en nadie. Pero la pasión que surge entre Lara y Nicolás, una oscura promesa de felicidad, es incontenible y amenaza con revelar todos sus secretos.

OBJETIVO: FELICIDAD. GRETCHEN RUBIN  

Gretchen Rubin no era una mujer infeliz. Tenía un marido que la quería, dos hijas maravillosas y una profesión que le gustaba. Pero una tarde lluviosa se dio cuenta de que el día de hacer realidad sus propósitos jamás llegaría si ella no ponía algo de su parte. Y decidió emprender su proyecto particular: proponerse un objetivo para cada mes del año que contribuyera a su felicidad: dar pruebas de amor, pedir ayuda, divertirse más, olvidarse de los resultados...

Lo acontecido a lo largo de aquellos doce meses está narrado en Ojetivo: Felicidad, un testimonio sorprendente que equilibra con encanto lo universal con lo personal. Los lectores asistirán tan fascinados al proceso de Gretchen que correrán a iniciar su propio proyecto de felicidad. Divertido y profundamente revelador, un libro para ser feliz de la primera a la última página.

Lee aquí el primer capítulo 

A LA SOMBRA DEL OMBÚ. SANTA MONTEFIORE  

En la inmensidad absoluta de la pampa argentina, la silueta del ombú se yergue como un peregrino errante, sabio y orgulloso. Sus raíces se funden y expanden sobre la tierra como si buscaran aferrarse eternamente y declararle a todos que no existe ningún otro lugar en el mundo para ellas. Su madera fofa y gruesa acoge con delicadeza el juego de los niños. La serena sombra de su follaje invita al canto de los gauchos y, por supuesto, a la reflexión sobre la naturaleza, el paso de los días y el siempre incierto destino.

Para muchos, es un árbol mágico. Pero cómo todas las cosas maravillosas de este universo, su verdadera magia no radica tanto en lo evidente, como en lo que los ojos y el corazón de algunos privilegiados son capaces de percibir oculto tras la apariencia. Aquel era el caso de Sofía Solanas de O'Dwyer, quien desde pequeña tuvo perfecta conciencia de este hecho. A la protectora figura del ombú había confiado sus sueños infantiles, sus primeros deseos, el comienzo de su gran amor y, lamentablemente, también el inicio de su particular tragedia.

Hija de un hacendado argentino y una católica irlandesa, Sofía jamás pensó en que habría un momento que tendría que abandonar los campos de Santa Catalina. O quizás, simplemente, ante tanta ilusión y belleza, nunca pudo imaginar que su fuerte carácter la llevaría a cometer los errores más grandes de su vida.

Como el ombú, Sofía nunca quiso dejar su tierra. Junto al ombú, y después de largos años, Sofía regresaría para poder recuperar la paz y cerrar los círculos más tormentosos de su existencia. Todo lo que pudo ser y no fue. Todo aquello que aún la persigue. Las mil y una razones que dicta el corazón, para descubrir los viejos y nuevos caminos.